martes, 22 de marzo de 2011

Teen Angels en Gente


Desde Jerusalén, los Teen Angels vuelven a dar la cara en exclusiva para GENTE. Toda la intimidad de un increíble viaje a la Tierra Prometida –donde el grupo arrasa– y varios temas por agotar: l Amor en el trabajo l Convivir con los ex l Lidiar con la fama l Tocar la madurez l Hacer todo por las mujeres y por los hombres l Despedir la adolescencia l Aburrirse de la soledad. Lali, Rochi, Nico, Gastón y Peter no se callan nada.

Click Aqui para leer la nota!










Todo está en todos lados. La premisa globalizante nos engloba propiamente a todos. Mariana Espósito lo sabe y lo comunica desde su Twitter, donde 139.613 personas –cifra que sube como el helio– leen a diario lo que ella escribe: “¡Gracias a TODOS! Perú, Macedonia, Brasil, México, Venezuela, Colombia, Estados Unidos, Grecia, España, Italia, Uruguay, Israel y todo Centroamérica”.

El mensaje lo deja en claro: el proselitismo Teen Angels se extendió como antaño la religión. Los dioses de la tele argentina lo son también del mundo. Pero ellos no parecen pensar así: “Somos artistas, nada más. Chicos que tienen una familia y amigos, como todos los mortales”. La frase de Gastón Dalmau apoya los pies sobre la tierra –siempre fue su labor en el grupo–. Nico Riera y Peter Lanzani también se unen a la lucha contra los rótulos. Son solteros y codiciados, pero ninguno de los dos acepta el estereotipo: lo rechazan con esmero. “No está bueno generalizar. No nos hace bien que nos pongan en un lugar que no existe”, dirá Tacho. Luego será el turno de la rubia, de la nueva rubia, de Rocío Igarzábal: “Viajar a Israel es energía”. Lo define con brevedad. No se acobarda ante los micrófonos. Es su bautismo como primera figura y se hace notar: “No estoy para reemplazar a nadie. Soy yo”. Y así empezamos, resumiendo los primeros estímulos de un viaje que comenzó hace 5 años, cuando la banda de Casi Angeles pisó Tierra Santa por primera vez. En esta oportunidad, con la única excusa de brillar tres veces –en tres funciones agotadas–, para un total de 20 mil fanáticos que se congregaron en el Estadio Nokia de Tel Aviv. “Israel es como jugar en casa”, dirá después Lali, la más pequeña de todas en edad y tamaño, pero la que carga con una cinta invisible de capitán. Los cinco son admirados y los cinco hablan para GENTE, en la intimidad, en la disconformidad de responder cosas que no creen. La fama está ahí, sobre ellos, pero ellos la descubren, se la sacan de encima, como la adolescencia que se les termina de a poco... Uno por uno, aquí están los teens.

“SOY SOLTERO, PERO NO CODICIADO”. Nicolás Riera (25) disfruta de su soltería, después de un amor de verano con Silvina Escudero. Disfrutar significa utilizar. El la utiliza. Sin embargo, no se distrae con los gajes del oficio. El arte del chamuyo sigue intacto y su fanatismo por las chicas perdura en todas sus respuestas.

–¿Te gusta el rótulo de “soltero codiciado”? –No me considero codiciado. La soltería es una situación, un estado del hombre que se disfruta tanto como el estar en pareja, y cada estado tiene sus pros y sus contras. Yo siempre intento disfrutar lo que me toca.

–¿Qué te incomoda de ese estereotipo? –Nada, porque no me considero dentro de él, y creo que no está bueno generalizar. Pueden pifiar. La fama muchas veces es mala consejera: nosotros no somos ningún objeto sexual.

–¿Cambió tu chamuyo con las mujeres? –No cambié. Creo que sigo siendo el mismo de siempre, aunque ahora tengo más herramientas que antes. La fama es una herramienta, eso seguro. Ja, ja.

–¿Cómo son las mujeres de Israel? –Muy expresivas con sus sentimientos –gritan mucho–... y muy lindas. Igual, yo siempre digo que todas tienen algo atractivo. ¡La belleza está en el género! Todas tienen algo interesante por el sólo hecho de ser mujeres.

–¿Araceli sigue siendo tu mujer ideal? –Corrección: ¡Araceli sigue siendo mi amor platónico!

“EL AMOR POR UNA EX ES ESPECIAL”. Peter Lanzani (20), el benjamín del grupo, mantiene siempre la línea. Vive rodeado de cámaras y no tiene problema en admitir que le gustaría tener más privacidad. Habla de Lali Espósito, su ex desde hace casi un año, y se refiere a ella con amor, un amor que él denomina especial.

–¿Preferís el anonimato a correr riesgos y disfrutar de las mujeres? –Sí. Me gusta esa idea de tener que ganarme la confianza de ellas y poder ser como soy, y no que me conozcan por algo que ven, pero que no soy yo. Yo soy el ser humano, no el personaje.

–¿Es difícil eludir a la prensa? –Yo no soy de escaparme, pero no hay dudas de que muchas veces me encantaría tener un poco más de privacidad en mi vida social. Pero no reniego de quien soy.

–¿Se puede ser amigo de las ex novias? –Sí. ¿Por qué no? Si la relación termina bien, no hay motivo para renegar de lo que pasó. Obviamente, siempre y cuando sea una relación sana.

–¿Es difícil convivir o trabajar con una ex? –No, para nada. Por suerte, tengo buena onda (con Lali) y no mezclo el trabajo con los sentimientos. Tengo las cosas claras y sé separar uno de otros.

–¿Cómo son los sentimientos que perduran de una ex? ¿Es amor? –Sí, claramente, un amor especial. Todo lo que uno vivió con quien fue tu novia son cosas que nunca se olvidan. O mejor dicho: ¿por qué habría que olvidar algo que fue muy lindo?

–¿Qué no extrañás del noviazgo? –La verdad, nada. Mis relaciones fueron muy sanas. Lo que sí extraño es estar acompañado.

–¿Liz Solari sigue siendo tu mujer ideal? –¡Definitivamente, sí! Es una bomba... ¡con respeto, eh!

“LA FAMA NO ES ABURRIDA, PERO PUEDE SER MOLESTA”. Gastón Dalmau es la voz madura de los teens. Piensa las respuestas, no habla por hablar. El casete desaparece en todas sus declaraciones. Elige la transparencia.

–Se juntan la soltería y la madurez... ¿Cómo reaccionan las mujeres frente a estas variables? –Creo que van de la mano, porque para entregarme completamente a una persona tengo primero que conocerme a mí mismo... ¡y eso lleva tiempo! Me parece muy importante tener en claro quién soy yo y quién es la persona que elijo, porque pretendo elegirla para el resto de mi vida.

–¿Qué es lo más aburrido de la fama? –Confieso que no me resulta aburrida la popularidad, pero tiene sus cosas. Cuando estoy con mi familia o mis amigos y hay gente que me reconoce, no me gusta que ellos tengan que pasar por esos momentos. Son un tema mío, y pueden ser incómodos para los que quiero.

–¿El hombre hace todo por las mujeres? –Creo que tanto los hombres como las mujeres hacen todo por la persona que quieren. Y tiene lógica.

–¿Es difícil no creérsela con todos los años de rating a cuestas? ¿Te pasó? –Nunca me la creí, y siempre digo que la popularidad es algo efímero. Además, con el apoyo de mi familia y amigos vivo la fama con naturalidad y con los pies en la tierra. Eso es algo que tengo siempre en la cabeza.

–¿La fama perjudica en algún aspecto a la madurez? –No, no tiene nada que ver. Me parece que eso es una cuestión de personalidad y de cómo uno va evolucionando y capitalizando la experiencia. La fama puede perjudicarte, pero eso depende de la persona, no de la fama.

“ISRAEL ES NUESTRA CASA”. Todas las respuestas de Lali Espósito (19) están cargadas de emoción. Así es ella: una artista que vive del afecto. Es la más querida del grupo –de acuerdo a las encuestas–, y lo trasmite.

–Por primera vez confirmaste tu noviazgo (con Benjamín Amadeo, otro integrante de Casi Angeles). ¿A qué se debe? –¡Yo no lo confirmé, los medios lo hicieron! A mí no me cambia en nada, porque es algo de mi vida privada y lo llevo con mucha tranquilidad.

–¿Se te hace difícil trabajar con un ex novio? –Para nada... Somos profesionales. Los dos nos conocemos bien, y por eso nos respetamos y nos queremos mucho.

–Se te fue tu compañera. ¿Se la extraña a Eugenia Suárez? –Fue un cambio enorme, como empezar de cero en muchos aspectos, pero tenemos que seguir. Estamos con todas las pilas puestas en Rochi y en la banda, para salir adelante y seguir con lo nuestro de siempre.

–¿Se está terminando una etapa? –Estamos cerrando una, y comenzando otra. Si bien trabajo desde muy chica y siempre tuve límites acordes a mi edad, nunca quemé etapas, a pesar de tener más responsabilidades y “madurez” que alguien de mi edad.

“SIENTO UNA ENERGIA MAS CONCENTRADA”. Rochi habla de energías. Dice que Israel está lleno de eso, de fuerza. Luego de subir por primera vez al escenario como parte de los Teen Angels, la nueva rubia saca sus conclusiones.

–Primer viaje como primera figura... ¿Te genera presión reemplazar a Euge? –No siento que estoy reemplazando a nadie. Desde el primer momento me encontré muy cómoda con los chicos y la gente que nos rodea. Estar acá es un gran desafío en lo personal, una presión linda. Venir a Israel como integrante de los Teens me da felicidad.

–¿Cómo te trató el público? –¡¡¡Espectacular!!! Como siempre. Es un público soñado. Hay una linda energía.

–¿A pesar de tu experiencia en el elenco, notás diferencias ahora que formás parte de los Teen Angels? –Sí, muchísimas, y muy positivas. Formé parte de Casi Angeles durante tres años, pero uno nunca deja de sorprenderse de las muy buenas personas que nos acompañan. Y ahora que somos cinco noto una energía más concentrada, o eso al menos noté cuando estuve arriba del escenario.

–¿En qué piensan las mujeres mientras los hombres piensan en fútbol? –¡En los hombres, por supuesto! Nosotras estamos constantemente buscando la plena felicidad de cada momento. Y bueno... “Ellos” tienen que ver con esos momentos... casi siempre.








Por Juan Cruz Sánchez Mariño
Fotos: Fabián Uset

0 Fans Comentaron :

Publicar un comentario

Por favor no SPAM, ni insultos. Muchas gracias por tu comentario, realmente lo apreciamos! :)