miércoles, 6 de julio de 2011

Teen Angels: "Estamos orgullosos de nuestros fans"

Se ríen. Cantan. Se abrazan. Saltan. Se hacen bromas. Vuelven a cantar. Están felices y ansiosos. Este viernes, Peter Lanzani, Lali Espósito, Nicolás Riera, Gastón Dalmau y Rocío Igarzábal, los protagonistas de Casi Angeles, la tira infanto juvenil que cautivó a los adolescentes de todo el país y allende los mares, volverán a los escenarios a enfrentarse con la marea de fans que los aclama con histérica adoración cada vez que se dejan ver. Son ídolos y no lo saben: "No lo vivimos como fama sino como el resultado de muchas horas de trabajo", dicen sin falsa modestia a hola.com.ar.

Un flash basta para que alguien gire la cabeza y los descubra. En pocos segundos un puñado de peatones se agolpa para verlos posar para una producción de fotos. De repente, los frenos de un pequeño auto llaman la atención y una mujer desciende apresurada vociferando: "Chicos, un autógrafo para mi sobrina". Ellos sonríen y cumplen.


"Estamos orgullosos de los fans que tenemos. Tienen una pasión, un cariño... Nos siguen a todos lados con sus banderas, y gracias a ellos estamos acá", dice Peter Lanzani, el galán que enamoró a las más pequeñas desde la primera temporada de Casi Angeles. Hoy, con 20 años, espera seguir con su carrera actoral y musical por muchos años más.

El espectáculo que estrenarán este viernes en el Gran Rex será diferente a lo que están acostumbrados a ver los seguidores de las tiras producidas por Cris Morena todos los años, en cada temporada de invierno, desde Chiquititas hasta la actualidad. Es que Casi Angeles terminó el año pasado y no hubo una ficción que hiciera las veces de secuela. Lo que se verá en el escenario será, por tanto, un recital, y no una comedia musical. De la misma manera, los protagonistas del show serán los Teen Angels, la banda conformada por los actores, con sus nombres reales, y no habrá ficción donde esconderse. Serán ellos en vivo.

"Encarar esto sin el contexto de la serie nos saca una base sólida que teníamos: que la gente ya nos esperaba a las siete de la tarde todos los días. Pero por otro lado nos da libertad y podemos disfrutarlo más como algo nuestro con el público", explica Nicolás Riera, o Tacho, como le gusta que lo llamen. "Es más crudo también y es más rico. Se transforma en algo más familiar. Se sale de esa distancia que generaba la comedia musical y la ficción", agrega Rocío Igarzábal, la nueva incorporación de la banda que ingresó para reemplazar a María Eugenia Suárez y que asegura que lo suyo es el canto. No hace falta que lo aclare. Pasea por los camarines cantando a viva voz. No es precalentamiento. Simplemente no puede evitarlo.


De repente, aplausos. Son para Tacho, que este año se animó a participar de "Bailando por un sueño", el certamen de danza que conduce Marcelo Tinelli en su programa ShowMatch. "Está muy bien", aclaman sus compañeros, orgullosos. Tacho se sonroja y quiere ponerse serio: "Con el Bailando... estoy bien, creo que le encontré la dinámica al programa. Uno tarda en acomodarse. Pero hay buena onda, hay respeto. Estoy luchando día a día con cada ritmo", comenta, con un dejo de timidez.

Silencio. Es inevitable tocar el tema: en el mismo certamen participa su ex novia, Silvina Escudero, con quien protagonizó un mediático romance que aún se palpita en el programa de Tinelli, y que, según se rumorea, todavía no terminó. A pesar de la presunta reconciliación, Escudero sostiene ante cámara un coqueteo con el conductor televisivo que pondría celoso a cualquier hombre. Sin embargo, Tacho no acusa recibo: "Es parte del espectáculo. No me molesta que lo haga", lanza.

¿Cómo sobrellevaste el nivel de exposición mediática que tuviste durante tu relación con Silvina Escudero ?

Yo no buscaba esa exposición. Cuando salí con ella traté de ocultarlo y nunca salí a hablar. En los medios contaron lo que pasó desde su punto de vista, pero yo nunca salí a dar la noticia. Creo que tiene que ver con lo que estás buscando. Si buscás la fama o la fama viene como consecuencia de lo que hacés. En mi caso, la conocí y decidimos iniciar una relación, pero no buscaba que se hable de eso.


La sonrisa de Lali


Está exhultante. Le brillan los ojos cuando habla de su próxima novela, Cuando me sonreís, donde trabajará con actores de la talla de Facundo Arana, Julieta Díaz y Mario Pasik, entre otros. "Es una comedia lindísima, me encanta formar parte, para mí es un lujo. Es para toda la familia, es sana, y creo que hace mucho tiempo que no hay un proyecto así en la televisión, que sea a la noche y para toda la familia", dice y las palabras salen de su boca a borbotones. Se trata de una gran oportunidad para ella, ya que sería su primera participación en una ficción para adultos y eso da cuenta de un desarrollo. Con el fuerte aval de Facundo Arana, Lali se mete de lleno en este proyecto con mucha expectativa y gran responsabilidad.

Hace unos meses Facundo dijo que estaba seguro que llegarías muy lejos. ¿Qué se siente contar con la confianza de un actor consagrado como él?

Sin dudas es un placer estar con Facundo ahí. Le agradecí sus palabras porque más allá de que a mí me haga muy bien que alguien como él diga eso, para mí es un placer que lo piense. Me hace querer seguir siendo responsable, con mi libreto y con mi letra sabida. Me lo guardé en el corazón y se lo agradecí enormemente. Creo que esas cosas suceden en la vida porque trabajás mucho. Y por eso no voy a dejar de trabajar.


¿Por siempre teens?

Cruzando la barrera de los 20 años, el mundo adolescente parece cada vez más lejano. Así las cosas, los Teen Angels pronto deberán abandonar su uniforme colegial y aventurarse en el mundo adulto. O no. Tacho y Gastón tienen 25 y 27 años respectivamente. Peter y Rocío 20 y 21. Lali es la menor, con 19, pero claro está, la secundaria quedó atrás hace tiempo para todos. Sin embargo siguen siendo referentes de ese mundo de idealismo y romanticismo. "Es importante darse tiempo para elegir lo que tenés ganas de hacer. El tránsito de las ficciones para chicos hacia las ficciones para adultos tiene que ver con el crecimiento lógico de nosotros como actores. Nosotros tuvimos la oportunidad de empezar desde muy chicos. Lo bueno es poder rendir al máximo", explica Peter, que empezó con el pie derecho a los 15, como parte del elenco de Chiquititas.

"De todas maneras, haciendo Casi Angeles, aunque éramos adolescentes no tuvimos personajes básicos sino que iban mutando y pasando situaciones muy adultas y eran desafíos para nosotros que éramos chicos y en mi caso, estaba recién empezando. Ahora se abre un abanico de posibilidades", agrega Rocío, que aunque nueva en el equipo, ya cosecha miles de fans.

Las bromas se suceden entre ellos. Toman mate y se relajan. En sólo dos días el telón subirá y dejarán que estalle toda esa adrenalina que encanta a sus seguidores: "Coman bien y duerman bien, que necesitamos toda su energía acá", les advierten. La magia adolescente espera ansiosa hacer su mejor truco.



Fuente: Revista Hola

0 Fans Comentaron :

Publicar un comentario

Por favor no SPAM, ni insultos. Muchas gracias por tu comentario, realmente lo apreciamos! :)