sábado, 3 de septiembre de 2011

Fábrica de estrellas, la influencia de Cris Morena

Una chica de 10 años quería ser actriz, o al menos tenía ganas de probarse. Esa chica le pidió por favor a su hermana más grande que la acompañara a ver qué pasaba, había leído que se hacía un casting. Entre las dos no sumaban 30 años. Se perdieron en las calles porteñas, llegaron a destino, o al menos eso pensaron, hicieron la fila, quedó seleccionada, pero nunca pensó que después iba a terminar en una tira de Cris Morena, se había equivocado de casting. Y así Lali Espósito se convertiría en Robertita de Floricienta, Mar de Casi ángeles y, 10 años después, en Mili de Cuando me sonreís. "Yo a Cris le debo todo, cuando arranqué era un queso", confiesa la joven actriz sobre la talentosa productora, que luego de la muerte de su hija (Romina Yan) decidió apartarse de la televisión por un tiempo indeterminado.


Un mundo, un universo. Canciones, clips, coreografías, discos, programas llevados al teatro y un estándar de calidad que fue copiado por el resto de las productoras especializadas en el público juvenil. Tardes enteras dedicadas a entretener a un público cautivo que desde su infancia más rosada hasta su adolescencia más hostil eligió esos programas, creció con ellos y ahora los recuerda. Pero no se termina ahí, los productos Cris Morena -además de haber conquistado a los televidentes y haberse convertido en éxitos sin precedente en su género- tienen hoy una resonancia que se aprecia claramente en la cantidad de estrellas que surgieron de sus programas. Casi todas las ficciones tienen como mínimo a uno de sus chicos como protagonista y a tantos otros en papeles secundarios.

Y es en todos los rubros posibles. En la productora de su ex marido Gustavo Yankelevich, en la televisión local, en la extranjera, en teatros off, en programas para chicos, en tiras del prime time, ahí, en todos los lugares posibles, están sus chicos -que ya no son tan chicos-. Nombres como Luciano Castro, Marcela Kloosterboer, Felipe Colombo, Mariana Seligmann (Muni), Candela Vetrano, Pablo Martínez, Mariano Torre, Tomás Fonzi, Stéfano de Gregorio, Lali Espósito, Benjamín Rojas, Victorio Lucas D' Alessandro, Eugenia Suárez y Manuela Pal forman parte hoy de las ficciones más importantes de la televisión -la mayoría de ellos sones parte del elenco de Herederos de una venganza (El Trece), el resto se reparte entre Los únicos (El Trece), Cuando me sonreís y Supertorpe (Telefé) y La casa de Disney Junior (Disney).

También están los otros, los que desde hace años vienen ocupando la platea juvenil como Luisana Lopilato, Dolores Fonzi, Agustina Cherri, Celeste Cid, Michel Brown, Emilia Attias, Alejo Ortiz, Florencia Bertotti, Jazmín Stuart, Isabel Macedo y Peter Lanzani. La lista podría seguir y el patrón sería el mismo, Cris Morena y un semillero de actores jóvenes que fueron descubiertos o estimulados por la conocida productora televisiva.

Nada es concreto en esto de encontrar a un chico, entrenarlo, saber que sirve, ver el perfil y que con los años deslumbre en papeles protagónicos. Esa es una tarea complicada, y Cris Morena parece ser una muy buena detectora precoz de talentos. Según una de las productoras de Casi ángeles, lo bueno que tiene Morena es que tiene gente full time buscando actores. Además tiene un departamento fijo en constante movimiento, donde llegan fotos, currículums y se hacen audiciones. "Es una persona que ve una foto y dice: conseguime a este chico, quiero que haga el casting. Y después resulta ser un Peter Lanzani, o como el caso de Emilia Attias, que ya había estado en «Bailando» pero ella la vio y supo que era quien tenía que ser Paz de Casi ángeles".

Desde que empezó en 1991 con Jugate conmigo, trabajó con y para chicos. Su primer programa estaba compuesto por unos cuantos adolescentes, incluida su hija (Romina Yan), que más tarde se convertirían en estrellas televisivas locales, como Luciano Castro; de Disney Channel como Mariana Seligmann (Muni de Topa y Muni); e internacionales como Michel Brown.

A Jugate conmigo le seguiría uno de los programas más duraderos, con más secuelas y precuelas de la televisión argentina: Chiquititas. En el 95 y con un grupo de chicos que no superaba los 11 años, Morena formó un ejército de posibles talentos. En los casi 9 años que duró -incluyendo Rincón de luz (03) y Chiquititas por siempre (06)- aparecieron en pantalla nombres como Celeste Cid, Luisana Lopilato, Benjamín Rojas, Camila Bordonaba, Felipe Colombo, Ezequiel Castaño, LaliMariana Espósito, Eugenia Suárez, Candela Vetrano, Stéfano de Gregorio, Agustín Sierra y Peter Lanzani; muchos de ellos despegarían de las alas de Cris y serían protagonistas de grandes éxitos, como Celeste Cid, que de aquella Barbarita de Chiquititas saltaría a Julia Malaguer en Resistiré; otros crecerían junto a ella e irían de papeles más pequeños a protagónicos, como Lali Espósito.

Cuentan fuentes cercanas a la productora que durante el casting de Verano del 98, en la fila había una chica acompañada por su hermano y que Cris, al verlos, los quiso a los dos: eran Tomás y Dolores Fonzi. Más tarde seguirían Rebelde way -que fue replicado en varios países- , Floricienta (donde se lucía Florencia Bertotti) y el último de sus éxitos, Casi ángeles.

El secreto es el taller

Para Benjamín Rojas fue un camino de ida. A los 12 años arrancó siendo Yago en Chiquititas. "Me contactaron a través de una publicidad que era en un parque de diversiones, en el 97. Me llamaron para sumarme a un taller de teatro, canto y baile. Era como una beca, hacíamos de todo, teníamos profesores grosos", cuenta el actor de Cuando me sonreíes. A Chiquititas, le seguiría Rebelde way, Floricienta, Alma Pirata y Jake & Blake. "Toda mi formación fue junto a ella y Gustavo. Son como mis padres artísticos. Lali Espósito, su actual compañera de elenco, también hizo el taller, arrancó en Rincón de luz en 2003. "Es todo muy al estilo Cris, un juego para todos. Yo zafaba de caradura e iba quedando. Hay una contención psicológica muy grande", explica la actriz.

Cuentan productores, que trabajaron muchos años con ella, que tiene un radar para detectar futuros talentos. Marcelo Iuidice, peinador que sigue hoy con los Teen Angels, asegura que el secreto de la productora es "ese don para ver en los chicos cosas que el resto no ve". Iuidice cuenta que lo que busca en los chicos es que tengan sensibilidad. "No importa que sean buenísimos en el casting, sino que tengan algo que después se pueda moldear. Esos chicos son como una piedra a pulir".

Los talleres duran un año, o menos, de acuerdo con la evolución. Todos los chicos que quedan después del casting se internan en un entrenamiento intensivo. Tienen coaches vocales, actorales y coreográficos. "Empecé siendo la típica fanática de los programas de Cris. Era la que iba al teatro y subía al escenario en su cumpleaños. A los 12 entré a Rincón de luz. Luego, seguí con Chiquititas y Casi ángeles. Yo soñaba con un protagónico, pero jamás imaginé que me llegaría tan chica", cuenta Candela Vetrano, que protagoniza Supertorpe junto a Pablo Martínez, otro "chico Cris".

Y así, después de 16 años y a pesar de su alejamiento de la TV, la influencia Cris Morena -más allá de su exitoso formato infanto-juvenil imitado tanto en la industria nacional como internacional y que incluye CD, teatro y demás- tiene como protagonistas a sus chicos.

Algunos Números

11 países. Compraron los derechos para hacer su propia versión de varios de los programas de Cris Morena: México, Colombia, Chile, Brasil, Estados Unidos, Portugal, Rusia, India, Japón, Rumania e Israel.

500 canciones. Incluso un poco más, tiene patentadas la productora, que empezó a componer en 1980 e hizo los temas de la mayoría de las ficciones de las que participó.

800.000 espectadores. Las cuatro termporadas de Casi ángeles en el Gran Rex casi alcanzan el récord que marcó Chiquititas (más de un millón en seis años).

Cuando me sonreís y Supertorpe

Mientras tanto, la productora de su ex marido Gustavo Yankelevich, RGB Entertainment estrenó en el segundo semestre del año dos programas televisivos en Telefé. Ambos tienen en sus roles protagónicos a actores del semillero de Cris Morena. Estos son: Supertorpe, que al principio estaba dirigido por Tomás Yankelevich (hijo de la exitosa pareja comercial) con Candela Vetrano y Pablo Martínez (dos ex Casi ángeles), que se emite en la franja horaria que el último programa de Morena había dejado vacante y nadie había ocupado aún. Y Cuando me sonreíes, protagonizada por Facundo Arana y Julieta Díaz y con dos chicos Cris como pareja secundaria: Lali Espósito y Benjamín Rojas.

Mariana Seligmann (Muni)
LA CASA DE DISNEY CON TOPA Y MUNI
Empezó en Chiquititas, participó también de Rebelde way y Floricienta. Hoy trabaja en Disney Junior.

Celeste Cid
GRABANDO LOBO (EL TRECE)
Su primera aparición fue en Chiquititas, después estuvo en Verano del 98 y luego abrió su propio camino.

Felipe Colombo
HEREDEROS DE UNA VENGANZA (EL TRECE)
Vino desde México e integró el elenco de Chiquititas, después coprotagonizó Rebelde way.

Candela Vetrano
SUPERTORPE (TELEFÉ)
Empezó en Rincón de luz y luego estuvo en Casi ángeles durante cuatro años; con 19 años es protagonista.

Fuente: La Nación

0 Fans Comentaron :

Publicar un comentario

Por favor no SPAM, ni insultos. Muchas gracias por tu comentario, realmente lo apreciamos! :)